Namibia

Bueno, a partir de ahora tenemos que caminar juntos, no os separeis, en fila india sin hablar...

Ah, si vemos uno de los 'big 5' (leon, leopardo, bufalo, elefante o hipo') no corrais a no ser que os lo diga. Si os digo que os pareis hacedlo, y si os digo que corrais no pareis!

Con elefantes corred a los matorrales espinosos, con el resto subid a un arbol... ah! y con el leon no corrais, creerá que sois una presa y os atacara.

Con estas palabras emezamos nuestro segundo dia de Trekking en el Okavango: Susana, yo y nuestro guia con un palo.

La verdad es que en estos momentos es cuando uno se da cuenta de lo vulnerables que somos a la naturaleza. Si un hipopotamo de 1.800K, corre más que nosotros!!

el dia estuvo muy bien, viendo huellas de leones, hienas, jirafas y viendo elefantes y varios gamos. La diferencia con Etosha es que en el Okavango veias los animales más lejos, pero a la vez los sentias más cerca, compartiendo el miedo, erizando tus pelos al ver una sombra en un arbol, y preguntandote, como se preguntaba a la vez un ñu, si eras una amenaza o solo una presa más... uff, no, son solo unos humanos en fila india, nada que temer... pero igualmente les bufaré y empezare a mover las patas en señal de que los ataco... no sea que me ataquen ellos primero.... 

Parece que al final los humanos se van... menos mal...