Namibia

Mirada penetrante. Tu se la mantienes.... El avanza...

Está a unos 10m, sigues ahi, aguantando el tipo... Él sigue avanzando pero cruzando un poco la carretera.... Tu sigues ahi en medio, parado.... Levantando un poco la trompa te enseña una y otra vez sus orejas, abriendolas y cerrandolas como un abanico de forma amenazadora, con la trompa levantada...

Tu sigues aguantando la mirada sin miedo... tu y el elefante...

Susana al lado blanca... hasta que acaba de pasar y el riesgo se acaba... Cuando empiezas la mañana quedandote solo a un palmo de atropellar un elefante que cruzó sin mirar, el resto del dia solo puede ir a mejor... Vaya susto!