Namibia

Etosha....

La verdad es que dejamos de escribir al llegar a Etosha y ahora que estamos en Popa Falls volvemos a retomar el blog.

Al llegar pasas por una frontera que separa el parque y te hacen rellenar unos papeles... una vez dentro, sigues el asfalto hasta Okaujueso, donde tienes todas las facilidades necesarias para que los turistas estemos contentos: bar, tienda de souvenirs, restaurante,... hasta una piscina!

Además de este camp está Halali, en mitad del parque, y Namutoni, en el otro extremo. Nosotros teniamos que pasar 3 noches durmiendo en el coche, si en el coche, en halali.

Aprovechando un pcoo, no os he hablado del coche... nuestro inseparable compañero de viaje es un toyota condor, una mezcla de todo terreno y volkwagen caravan. El bicho, un 2.000 de gasolina, tiene los dos asientos delanteros, y el resto esta 'tuneado' para tener un espacio donde dormir gracias a una plancha enmoquetada que divide el resto del coche horizontalmente: parte inferior de lametero y parte superior para dormir o dejar trastos mientras viajas... todo un invento!

Bueno, siguiendo con el viaje: llegamos a halali. Una vez alli, y previo pago, te dan unos mapas con las pistas donde pasar, y los waterholes, que son charcas con agua, que es donde en algun momento del dia pasan todos los animales.

En Etosha el dia es bien sencilla: desayunamos, te aseas, y ala, al coche a hacer waterholes, camara en mano y paciencia... así durante todo el dia hasta la caida del sol, que es cuando cierran las puertas del Camp. O sea que mejor que estes dentro, ya que sino, no solo pasas la noche solo en mitad de la nadad con los animalitos, sino que además te multan.

Nuestro primer encuentro con gamos fue saliendo de la costa de los esqueletos, viendo primera en la lejania unas jirafas, para luego ver un oryx y hacer un paralelo con un Springbok, y la verdad es que es una experiencia inolvidable, pero cuando llegas a Etosha y ves cientos de Oryx, y de Springboks dejas de fijarte en ellos para empezar a buscar animalillos más dificiles de ver.

Yendo por la carretera, cada 100m es habitual que veas una manada de cebras, ñus o springboks, o un momton de gamos más con cuernos cada uno más rocambolesco que el anterior... es como abrir una enciclopedia de fauna salvaje y zambullirte en sus páginas: Redbuk, Springbok, Oryx, Impala, ... es interminable.... pasando páginas y páginas sin parar...

en los tres dias que pasamos vimos aguilas, jirafas, rinocerontes negros, gamos de decenas de razas diferentes, monos, elefantes y un monton de animales diferentes más, tanto voladores como terrestes...