China

Despues de 2 dias con los nomadas tibetanos, das gracias a las alineaciones astrales por haber nacido en España... El planning para esos dias era de ir en caballo hasta un campamento nomada, pasar alli la noche, y al dia siguiente, despues de estar en los queaceres matutinos, volver a Langmusi...

El viaje empezo con un pequeño curso de montar a caballo, seguido de la equipacion para no pasar frio... Langmusi esta a 3500m y la idea era ir hasta los 4000m, en un valle con las primeras montañas de la cordillera del Himalaya a la vista. La ruta es impresionante, con montañas nevadas acompañandote en el horizonte y pequeñas lomas con un paisaje de estepa, todo ello acompañado por decenas de rios, los halcones y buitres encima de tu cabeza, y los yaks pastando cerca de ti. Los nomadas suelen estar en un valle llamado de 'las flores', en el que cientos de yaks pastan a sus hanchas y una decena de tiendas tibetanas esperan en las lomas al sol a que los nomadas recojan a las reses.

Al llegar nos presentan a la familia que nos ha acogido, una pareja con un niño que solo hablan tibeano y algo de chino, pero con señas nos apañamos :). La tienda esta dividida en dos mitades, separadas por una chimenea metalica con dos fuegos, donde nunca falta el agua hirviendo (sirve tanto para el te como para limpiar los cacharros que se van usando para la comida). Del resto de la distribucion, una de las mitades tiene un lecho de paja sobre el que descansa una alfombra y tiene al fondo las mantas para dormir, recogidas en un monton, y la otra mitad tiene los aparatajes de cocina, un baul donde se guardan las especias (sal, azucar, otras especias,...) y un lugar reservado para las heces de yak.... Si, heces... Los nomadas basan su vida en los yaks, y con ellos comen(queso, yogurt, carne), viven (tienen ropajes de su pelo), y se calientan... La idea es escoger unas cuantas reses, que estan atadas al lado de la tienda, y que suelen ser las que dan leche y tambien los terneros y cada dia por la mañana recogen las heces, las apilan y las dejan dejar secar. Una vez secas se ponen en la tienda, listas para ser quemadas... Lo dicho, una vez llegamos y nos presentamos, nos ofrecen un yogurt estupendo y se ponen a hablar al calor del fuego comentando sus noticias... Luego nos toca cenar: sopa con noodles tibetanos y carne de yak.

A la hora de dormir se aparta todo lo que hay en la alfombra y se colocan todas las mantas, apiladas, metiendonos a nosotros en el lugar mas calentito, entre las mantas, al lado del fuego, que queda en nuestra cabeza. Al dia siguiente, a las 6.30, toca despertarse, con aun el culo dolorido por las 4 horas de trayecto del dia anterior a caballo, nos levantamos, no nos vestimos porque dormimos vestidos, y mientras las mujeres muñen los yaks, a mi me toca apilar cacas :) .

El desayuno: revuelto de huevos con tomates y pepino, pan de pita y leche recien ordeñada y hervida. Toca volver a Langmusi, por lo que volvemos otra vez a cabalgar...

A mi caballo ya le gusta estar conmigo, y nos pasamos el viaje trotando (lo que no me ha ayudado a que el culo se recuperara). De vez en cuando vamos parando, dejando y recogiendo bultos de las tiendas de otros nomadas por el camino.

Susana ha empezado el dia mal, con una rodilla torcida cuando intentaba montar en su caballo (el mas alto de los tres) y luego ha tenido la rodilla dolorida todo el camino, pero hemos ido bajando del caballo haciendo trozos a pie y ha aguantado hasta llegar al pueblo como una valiente :)

Al llegar, una buena siesta nos ha permitido recuperarnos de estos duros dos dias en los que hemos vivido como los nomadas tibeanos.