China

El parque es impresionante. Al llegar a la entrada, muy cerca del hotel, vemos cientos de chinos reunidos en ella en unaplaza en la que solo se ven cabezas y banderolas de colores de los guias. Alli conseguimos pagar la entrada, la mas cara hasta ahora: 360 yuanes, para poder entrar en una cola interminable para pasar las puertas de entrada. La idea es coger un bus que te lleva a uno de las puntas de los dos ramales del parque, y alli ir bajando viendo los diferentes lagos y cascadas del lugar.

Hoy nos hemos levantado de la cama renovados, la verdad es que era la tipica cama china: dura como una piedra, pero spues de dormir sobre un lecho de paja, la cosa no tenia comparacion... Despues de levantarnos nos hemos vestido y hemos desayunado en el bar de Liyi, la chica que lleva el trekking con los nomadas. Salida de monjes en el templo de Gansu

Alli hemos hecho un pancake de platano, cereales con yogurt y capucinos :) un lujo en estos lares. La mañana la hemos dedicado a visitar los dos templos budistas de Langmusi, con la intencion de matar un poco el tiempo. La noche anterior, hablando con Liyi, nos comento que habia un autobus procedente de Lanzhu hacia Jinzangou, nuestra siguiente parada, y que pasaba por alli a partir de las dos.

Hoy hemos cambiado de hotel, ya que el hostel en el que dormimos la noche anterior era un poco precario: no tenia agua caliente, los dormitorios eran austeros y los lavabos, turcos, nos saludaron de forma efusiva con una alineación de 'señores mojon'...

Despues de 2 dias con los nomadas tibetanos, das gracias a las alineaciones astrales por haber nacido en España... El planning para esos dias era de ir en caballo hasta un campamento nomada, pasar alli la noche, y al dia siguiente, despues de estar en los queaceres matutinos, volver a Langmusi...

Una cosa bonita de los viajes por tu cuenta es la improvisacion...Detalle del interior del templo

Al 4º dia estabamos tan rendidos que nos despertamos a las 12 del mediodia.El objetivo para el dia era visitar la ciudad de Pingyao, en concreto su parte antigua, una de las pocas que se conservan de la 'antigua china'.